Cinco retos del gobierno Petro en materia de energías renovables

SER Colombia, la Asociación de Energías Renovables Colombia, sugiere al nuevo gobierno de Gustavo Petro que la transformación energética implica un cambio paulatino del uso de combustibles fósiles y plantea algunos retos en materia energética.

SER Colombia, la Asociación de Energías Renovables Colombia, que agrupa a más de 80 empresas que participan en proyectos de generación de energía renovable en el país, le envió una carta abierta al presidente electo Gustavo Petro, en la que plasmó los cinco retos más significativos en materia energética para el próximo Gobierno.

La Asociación hizo énfasis en que la transformación energética implica un cambio paulatino del uso de combustibles fósiles y plantea algunos retos. Además, puntualizó en los incentivos tributarios, los lineamientos para proyectos de energía renovable a gran y menor escala, las zonas interconectadas y el desarrollo de hidrógeno verde.

Los cinco llamados de SER Colombia al presidente Gustavo Petro son:

  1. Mantener los incentivos tributarios para proyectos de energía renovable.
    Resulta fundamental mantener y extender de manera sostenida y prolongada en el tiempo los incentivos tributarios que se han otorgado con éxito a las tecnologías renovables no convencionales. El marco legal y tributario concebido en la ley 1715 de 2014, y ampliado en la Ley 2099 de 2021, ha funcionado como pieza angular de los avances logrados a la fecha. Estos incentivos han atraído a numerosos inversionistas. Mantenerlos implica garantizar sostenibilidad en las inversiones y posibilidad de financiamiento en el largo plazo.
  2. Garantizar una articulación y sincronía entre el Gobierno, desarrolladores, inversionistas y comunidades.

Los proyectos de energía renovable a gran escala exigen inversiones cuantiosas y por ello la articulación y sincronía entre el Gobierno (tanto nacional como local) desarrolladores, inversionistas y comunidades es fundamental. El éxito de estos requiere procedimientos de conexión transparente y sencillo, articulado con la obtención de las licencias y/o permisos ambientales y sociales, entregados por las autoridades competentes en los tiempos requeridos. En ese sentido, la coordinación institucional entre diferentes ministerios y dependencias del estado es clave para la ejecución de los proyectos.

  1. Se requieren más subastas.

Para la masificación y expansión de la matriz energética, se requieren esquemas como las subastas de contratación a largo plazo, coordinadas por el gobierno o las que se puedan desarrollar desde el sector privado, que permitan contratar energía y venderla a largo plazo. Es el mecanismo más idóneo para posibilitar el financiamiento de los proyectos de energía renovable.

  1. Normativa para que los consumidores sean también productores.

En cuanto al desarrollo de proyectos de menor escala, que son indispensables para el fortalecimiento de la matriz y la transformación del sector, se requiere habilitar una normativa para que los consumidores migren hacia la categoría de prosumidores; es decir, que además de consumidores sean productores de su propia energía. Esto permitiría que pequeñas industrias, e incluso, el sector residencial, puedan reemplazar la producción de energía con paneles solares u otras tecnologías.

  1. Marco regulatorio para el hidrógeno verde.

Frente al hidrógeno verde, consideramos que Colombia posee un enorme potencial para producir este nuevo energético tanto para exportación como para uso interno, especialmente en el transporte de carga. Para ello es necesario definir el marco regulatorio que establezca las condiciones técnicas y económicas en que se moverá este nuevo sector de la economía.

En armonía con lo anterior, la Asociación puso a disposición del Presidente electo y la de su equipo, su conocimiento y experiencia a nivel nacional e internacional para seguir fortaleciendo las políticas de Estado que conlleven a la mitigación y adaptación del país a los efectos del cambio climático, así como liderar la carbono neutralidad y la transición energética en Colombia.

Fuente Guía del Gas