El Heraldo – Transición energética en el Atlántico

Barranquilla y el resto del Atlántico, por su enorme potencial para proyectos eólicos, de plantas solares y yacimientos de gas, están llamados a ser protagonistas en la transición energética de Colombia, uno de los negocios más rentables de la actualidad.

Atlántico es un actor clave en el nuevo momento de las energías renovables en Colombia. Por primera vez en el país y en América Latina se realizará una subasta para poner en marcha un sistema de almacenamiento de energía eléctrica con baterías a gran escala con capacidad de 50 megavatios que se ubicará en este departamento. El Atlántico reforzará su red del Sistema de Transmisión Regional (STR) y, ante cualquier contingencia debido a falla del servicio o suspensión por labores de mantenimiento en una línea o un transformador, el sistema contará con la capacidad de suministrar la energía requerida por un determinado tiempo de manera segura y eficiente, y lo mejor es que no hará falta recurrir a la generación de respaldo, evitando los costos asociados a la misma.

Con este proyecto, a adjudicarse el próximo 14 de abril y que entraría en operación en 2023 por un periodo de 15 años, los usuarios tendrían un servicio continuo, se resolvería un problema de larga data en el departamento y se daría cabida a nuevos participantes en el desarrollo de la infraestructura de energía eléctrica de la región, incluso ampliando a futuro la posibilidad de prestar servicios adicionales al almacenamiento.

Barranquilla, primera ciudad del país en ser parte del Consejo Mundial de Energía, también quiere ser líder en la ejecución de proyectos de energía renovables, convirtiéndose en un destino energético fuerte en procesos de transición energética. La creación de la empresa pública de energía renovable, en la que cerca de 30 firmas nacionales y extranjeras expresan interés, avala el potencial de la ciudad que confía en generar energía solar fotovoltaica y eólica a gran escala para garantizar la operación del alumbrado público y de más de 300 edificios públicos. Acciones fundamentales en la ruta que se ha fijado Barranquilla para convertirse en la primera biodiverciudad del país, bajo criterios de sostenibilidad e innovación, e integrando su planeación urbana y desarrollo económico y social con su riqueza natural. […]

Fuente: https://www.elheraldo.co/editoriales/el-editorial-transicion-energetica-en-el-atlantico-801874